EEUU tenía planes para construir un acelerador de partículas más grande que el Large Hadron Collider

A raíz del boom mediático que ha surgido con el proyecto científico más importante en la actualidad, el Large Hadron Collider (LHC), es bueno recordar que el congreso de los EEUU, bajo la presidencia de Ronald Reagan, había aprobado la construcción de un acelerador de partículas mucho más grande que el LHC, el Superconducting Super Collider (SSC), en las afueras de Dallas, Texas. 

Durante la etapa de diseño y construcción de este acelerador sin embargo surgió un acalorado debate con respecto al alto costo del proyecto. En 1987 se le participó al congreso que la obra costaría $4.4 billones pero para 1993 la proyección de los gastos llegó a los $12 billones. Al mismo tiempo la NASA ya se había comprometido a contribuir con el financiamiento de la Estación Espacial Internacional (Internacional Space Station) que requería aproximadamente la misma cantidad. Aquellos que no estaban de acuerdo con el proyecto aludieron que los EEUU no estaba en capacidad de financiar ambos programas. 

El proyecto fue cancelado finalmente por el congreso en 1993. Los factores que contribuyeron fueron varios: los altos estimados de los costos, el pobre manejo de la administración por los científicos encargados y los oficiales del Departamento de Energía, el colapso de la Unión Soviética, por lo que ya no era necesario demostrar la supremacía científica de los EEUU, la creencia de que la misma cantidad de dinero podía financiar varios proyectos de igual importancia y sobre todo la resistencia del gobernador de Texas Ann Richards y el presidente Bill Clinton para apoyar un proyecto que había sido aprobado durante la administración de Ronald Reagan y George H. W. Bush. El presidente Clinton sin embargo en 1993 trató de prevenir la cancelación del proyecto aludiendo que el abandonar el Superconducting Super Collider comprometería el liderazgo de los EEUU en el área del desarrollo científico. 

Dada la magnitud de la obra el cierre del SSC trajo una recesión a la zona sur de Dallas. En el momento de la cancelación ya se habían excavado  22.5 km (14 millas) de túnel y se habían gastado casi 2 billones de dólares en las inmensas instalaciones. Estos edificios están actualmente desocupados. Su exterior muestra algunas ventanas rotas y puertas que han sido forzadas. Las instalaciones han sido utilizadas para la práctica de ejercicios militares. 

En cuánto a las diferencias con respecto al Large Hadron Collider el Superconducting Super Collider estaba diseñado para alcanzar energías más altas de las que se producirán en el LHC en Europa (vea aquí algunos datos numéricos sobre el LHC) El LHC por otra parte resultó menos costoso que el SSC por cuanto es de menor tamaño pero también porque se aprovecharon las instalaciones existentes del Large Electron-Positron Collider (LEP) 

A pesar del esperado y bien recibido éxito que está teniendo el Large Hadron Collider en EEUU muchos científicos norteamericanos no han podido evitar expresar la frustración de que su país no haya sido el protagonista y líder de un proyecto tan importante para la ciencia moderna como es el LHC. Como ha expresado el reconocido físico teórico Michio Kaku: con la cancelación del Superconducting Super Collider el congreso de los EEUU “se aseguró de que el liderazgo en física avanzada pasara de los EEUU a Europa”

Fuente: Wikipedia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s